Historia

  • Segunda mitad del
    siglo 16

    La primera mención

    La estatua del Niño Jesús de Praga según las fuentes proviene de España. También fue hecha probablemente en algún momento de la segunda mitad del siglo 16 o antes. La leyenda nos dice que Jesús se apareció milagrosamente a un cierto monje el cual, de acuerdo con su semejanza esculpió la estatua. Según otra leyenda, la estatua era propiedad de Santa Teresa de parte de Jesús, la cual adoraba enormemente la infancia de Jesús y extendió el respeto por el Niño Jesús en toda España. La estatua fue donada a su amiga, cuya hija se casaba en Praga.

  • 1556

    Viaje a Praga

    El hecho es que la estatua del Niño Jesús la trajo desde España la duquesa María Manríquez de Lara que en 1556 se casó con el Sr. Vratislav de Pernštejna. Luego le dio la estatua como regalo de bodas a su hija Polixenia de Lobkowicz. Ella adoraba la estatua y en muchas ocasiones le pedio consuelo y ayuda.

  • 1628

    Regalo al monasterio

    Polixenia de Lobkowicz en 1628 dono el precioso regalo al monasterio de los Carmelitas Descalzos en la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria. Los Carmelitas colocaron la estatua en la capilla del noviciado, para que los jóvenes monjes estudiaran las virtudes del Niño Jesús. Entre los novicios la estatua se volvió muy popular y realizaban devociones diarias frente a ella. Entonces, sin embargo, fue cancelado el noviciado en Praga y la devoción al Niño Jesús casi desapareció.

  • 1631

    Saqueo al monasterio

    En 1631, los Sajones ocuparon la ciudad y los carmelitanos huyeron del monasterio. El monasterio fue saqueado y el Niño Jesús fue dañado y se tiro entre los escombros.

  • 1637

    El redescubrimiento del Niño Jesús

    En 1637, los monjes volvieron a Praga. Entre ellos estaba el Padre Cirilo de la Madre de Dios, de origen Luxemburgo, el cual recordó por su noviciado la poderosa intercesión del Niño. La estatuilla la encontró entre los restos viejos y con dolor encontró que le habían roto las dos manitas. Durante la oración soñó que Jesús le decía: "Ten piedad de mí, y tendré misericordia de ti, devuélveme mis manos y yo te daré mi cobijo, si me honráis, yo os bendeciré!" El Padre Cirilo llegó a que se le hicieran sus nuevas manos.

  • 1639

    Los Milagros

    El Niño Jesús comenzó a bendecir al monasterio, la población local y toda Praga. Se le atribuyó la curación milagrosa y entre otras la salvación del asedio Sueco de Praga en el año 1639. En el momento la estatua estaba colocada en el coro, donde los fieles no la podían adorar públicamente.

  • 1641

    Niño Jesús en la capilla de la Santa Cruz

    En 1641 la estatua fue colocada en la capilla de la iglesia, a la izquierda después de la entrada (ahora la capilla de la Santa Cruz). En 1651, la estatua fue llevada en procesión por las iglesias de Praga.

  • 1655

    Ceremonia de coronación por el Obispo de Praga

    En 1655 la estatua fue coronada solemnemente por el obispo de Praga. Creció el número de milagros y deseos.

  • 1741

    Traslado a su actual ubicación

    La capilla ya no bastaba a causa de los fieles se obstruía la entrada a la iglesia. Por lo tanto, la estatua en 1741 se trasladó a su ubicación actual en el lado derecho de la nave central de la iglesia.

  • 1754

    El nuevo vestido

    La emperatriz María Teresa dono a la estatua en 1754 un vestido bordado a mano. La adoración del Niño Jesús de Praga comenzó a difundirse en todos los países del antiguo Imperio Austríaco.

  • 1776

    Construcción de un altar digno

    En 1776 se le construyó a la estatua un altar digno. Ambas paredes del altar están cubiertas de cuadros de agradecimientos por su audiencia.

  • 1784

    Cierre del monasterio y caída del respeto a la estatua

    El sucesor al trono de José II. (1780-1790) saco las armas contra los monasterios y la piedad popular. El convento de los Carmelitas fue cerrado según dentro de las reformas de Josephine. El templo y el altar estaban muy dañados.

  • 1879

    Restauración del altar y el respeto

    En 1879 se consiguió arreglar el altar, pero el Niño Jesús tuvo que pedir dinero para repararse: recorrió mendigando los conventos de monjas con una multitud de personas. No solo se consiguió recaudar la cantidad necesaria de dinero, sino también reavivar el respeto al Niño Jesús. Las noticias de sus milagros recorren todo el Imperio Austro-Húngaro.

  • 1928,
    1935

    300 aniversario y procesión Católica

    En 1928, con mucho auge se recordó el 300 aniversario del respeto por el Niño Jesús. En 1935, el recibe gran atención por parte de los miembros del Congreso Católico. En el paso del siglo19 al 20 el respeto por Niño Jesús de Praga milagrosamente se extendió por todo el mundo. El mayor auge tuvo lugar en España, de donde es originario. Los españoles y portugueses transportaron cuadros y estatuas a través del Atlántico a los países coloniales en América del Sur. Gracias a los misioneros, colonizadores e inmigrantes europeos se lo llego a conocer en la India, China, Filipinas y en América del Norte.

  • 1939 -
    1989

    Dictadura totalitaria

    Durante unos 50 años el respeto y el culto enmudeció a causa de los nazis y la dictadura comunista. Aunque seguían llegando multitudes de peregrinos de todo el mundo, especialmente de las zonas de habla hispana.

  • 1993

    El retorno de los Carmelitas Descalzos

    En 1993, a la iglesia de Nuestra Señora de la Victoria volvieron los Carmelitas Descalzos. El respeto al infante revivió.

  • 2009

    Visita del Papa Benedicto XVI.

    Hasta el momento, el evento más importante de la historia fue la visita del Papa Benedicto XVI. En el 2009. En su discurso, el Papa dijo que el Niño Jesús de Praga revive con su tierna imagen en la infancia recuerda la cercanía y el amor de Dios. Él oró por los niños que son víctimas de violencia y diversas formas de maltrato, y también por las familias rotas e infieles. Como regalo le trajo una corona.

El respeto por el Niño Jesús

El respeto por el Niño de Praga es la extensión espiritual de la Navidad. Adoramos la encarnación de Cristo, confesamos que Dios tomó la humanidad, al cual también pertenece la infancia. “Despojó a sí mismo, tomando forma de siervo y se convirtió en una de las personas. Él era como todo el mundo“(Flp 2, 7) Jesucristo vive toda la vida humana, de principio a fin. En su encuentro de la concepción, en el nacimiento y la infancia nos encontramos con el Dios verdadero, así como en su vida adulta, la muerte y la crucifixión. Adulto Jesús, el Maestro de maestros, será un reto a sus discípulos: “si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos” (Mateo, 18,3)

El respeto en el mundo

Primeramente fue la orden de los Carmelitas. Casi en todos sus monasterios pusieron una réplica de la estatua. Desde mediados del siglo 18 el respeto al Niño Jesús comenzó a difundirse en todos los países del antiguo Imperio Austríaco. La segunda oleada de veneración ocurrió en el traspaso del siglo 19 al 20 y milagrosamente llego a todo el mundo. El mayor auge tuvo lugar en España, de donde el Niño Jesús procedía. Los españoles y portugueses transportaron pinturas y estatuas del Niño Jesús a través del Atlántico a los países coloniales en América del Sur. Gracias a los misioneros, colonizadores e inmigrantes europeos se conoció también al Niño Jesús en la India, China, Filipinas y en América del Norte. Hoy en día son los países de habla hispana los que más lo respetan. De todos los lugares del mundo llegan noticias de sus milagros.